Aquí estamos hoy en el Seina para una sesión de invierno.

 

En esta época del año, controlo regularmente el flujo de agua del Seina en el sitio web www.vigicrues.gouv.fr/. Desde el menor aumento de caudal del agua, especialmente después de un episodio lluvioso, es hora de salir. Esto me permite optimizar mis sesiones y asegurar el mayor éxito posible por salida. Precisamente, después de un día lluvioso, el nivel del Seina está ligeramente arriba de lo normal. Propongo a mi amigo Ray que me acompañe.

 

Estamos en la orilla al amanecer y la bruma es muy densa. Navego hacia arriba buscando un área donde a los peces les gusta cazar en aguas poco profundas. Una gran zona remansada se extiende hasta unos 5 metros de profundidad. Atacamos de forma lineal, coloco un D'fin de 4" color UV Perch y en el primer lance tengo un buen ataque, pero no llega a clavarse... ¡Es motivador!

 

Peino la orilla con una cabeza de plomo en 7 g y, después de algunos intentos, tengo un pequeño toque y consigo una bonita perca.

 

 

Estando el agua bastante clara debido al bajo nivel durante la temporada, decido cambiar el color para pasarme al Ayu, siempre en 4 "y bajar la cabeza plomada a 3.5 g para planear mejor. Colocamos el barco a una docena de metros de la orilla, y dejo partir mi señuelo con la corriente a cada lance que hago. ¡La Morethan Branzino de 5/21 g es perfecta para eso! Es tan resonante que me encanta.

 

Veo que mi hilo se mueve lentamente en la corriente, doy algunas vueltas de manivela y espero tocar el fondo, pero no llega... ¡Han picado!

 

Encadeno varias capturas, algunas percas y una luciperca, mi colega comienza a enojarse (bromeando), especialmente porque no tiene cabeza plomada de 3,5 g.

 

 

Después de pasar un buen rato sin picadas, pasamos a la vertical siguiendo el desnivel de los 4 m. ¡Raynald consigue su primer pez y encuentra la motivación!

 

Entonces decidimos cambiar de lugar. El escenario es casi el mismo que por la mañana, excepto que la corriente es más fuerte en la orilla y tenemos que plomar un poco más para planear cerca del fondo y buscar algunos peces.

 

 

Siempre en lineal, lanzo cerca de un árbol sumergido y, ¡es la gorda!

 

¡El D'fin está bien hundido!

 

 

 

Nos mantendremos en vertical y algunas pequeñas luciopercas cerrarán este día tan satisfactorio.

 

Habéis podido ver que el caudal de agua es muy importante y conviene vigilarlo. Las animaciones que planean mucho, con colores naturales como el Ayu del D'fin, son señuelos a probar.

 

Una foto del vivero.

 

 

¡Hasta pronto!

Charly.

 

 

¿Queréis ver el señuelo utilizado en esta salida de pesca? El Tournament D'Fin